Memoria de Tinieblas, una perspectiva y un final.

Lu
La perspectiva es un regalo de los dioses. Quizá por eso habitan el Olimpo, las alturas, el ático de la realidad. Decía en la entrada anterior que Memoria de Tinieblas había encontrado un hueco en el mundo editorial. Ahora ya es una realidad de la sabia mano de Rudy en Sportula.
Da vértigo la perspectiva que se me dibuja desde los ya más de cinco años que empecé a escribirla hasta éste momento en que la veo publicada. Memoria de Tinieblas es mi novela más larga, quizá la más compleja estructuralmente y la qué más tiempo me ha llevado escribir y publicar. No soy una persona paciente, es uno de mis peores defectos. Mal oficio el de escritor, pensarán, y tendrán razón. A mi me gustaría terminar de escribir una novela, poner el punto final y al día siguiente, como mucho a la semana, verla publicada.
Craso error creer que una novela se termina cuando se acaba de escribir. Quedan las correcciones, la opinión de los amigos lectores conchabados en club de lectura de tu obra se vuelve guía imprescindible para volver a la tecla y corregir, aumentar y reducir. Bendita perspectiva la suya. Gracias a ellos, que fueron muchos y muy amables —Julián, Alejandro, Javier, Fer, Santi, Alemo, Joserra, Fidel, Alberto, Nati.. — hablando de mi libro mientras circulaban por la mesa cervezas y salchichas (confieso que fue un intento de soborno, pero no salió muy bien), tuve que escribir o reescribir capítulos, párrafos, escenas, todo para bien del producto final.
Tampoco está terminada cuando crees haber corregido unas cuantas veces, nunca suficientes. Hay que buscar editor, portada, textos introductorios, material complementario.
El verdadero punto final de una novela llega cuando se pone a la venta. Su contenido, como de forma mágica, se congela en una versión, la final.
Al final de este cronopaisaje panorámico, editado a todo lujo en Sportula, se puede encontrar Memoria de Tinieblas.
Ahora si puedo considerar la novela realmente terminada ¡Qué alivio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *