Alba de Tinieblas, una sinópsis

Recientemente me han preguntado por la sinópsis de Alba de Tinieblas. Supongo que he acabado tan harto de escribirla que me costaba trabajo volver a pensar en ella para hacer algo tan lógico y tan útil  que pueda ir abriendo boca a los posibles lectores interesados. Pues ahí va:

Alba de Tinieblas sucede inmediatamente después de la muerte en un accidente de caza de Felipe II. Su heredero el Infante Don Carlos, repudiado por su padre pero apoyado por amplios sectores de la alta Nobleza y la Iglesia Católica, se hace con la herencia del Imperio. Pero al otro extremo del mediterráneo Don Juan de Austria también tiene aspiraciones dinásticas que defender. En alas de las fuerzas que se oponen a la restauración de los viejos poderes frente a la apertura a los nuevos aires europeos del humanismo más liberal -que Don Carlos no tuvo más remedio que abrazar tras la derrota de Villalar- Don Juan se convierte en el campeón de los judíos, los moriscos, los financieros, los humanistas y las nuevas religiones que campan por los anchas soledades de Castilla. 

Los pendones se han alzado, las alianzas se han fijado, los mercenarios pagados con el oro del Vaticano ya han cruzado el mar y desembarcado con sus extraños ingenios, todo está preparado para una guerra de sucesión que recorrerá la península durante el verano de 1572. 

¿Qué nada de esto sucedió de verdad? ¿Estás seguro? las vivencias de muchos personajes que guardan su voz entre las páginas de Alba de Tinieblas puede que te contradigan.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *